29/04/2020

Reducción de fugas de aguas en sistemas de riego mediante el uso de aditivos

Categorías: Innovación y tendencias en materiales plásticos, Plásticos en agricultura

El ataque de topos y otros roedores en busca de agua, provoca fugas que suponen elevados costes de mantenimiento. Este problema se agrava en un país en evidente tendencia a las largas sequías como España, consecuencia del cambio climático. Por otro lado, algunos insectos taladran tuberías, se introducen en los emisores provocando su obstrucción y daños en su interior. Esto obliga a una revisión de los goteros en cortos espacios de tiempo, lo que en plantaciones de gran superficie se convierte en un proceso muy laborioso. En los emisores tipo microaspersor, los insectos voladores, utilizan las partes abiertas de los mismos para realizar nidos y desovar, provocando la obturación o mala distribución de la pluviometría del mismo.

Proyecto PROTECTDRIP

El proyecto PROTECTDRIP o ‘Desarrollo de un nuevo sistema de riego localizado con capacidad de inhibir sosteniblemente las actuaciones de insectos y roedores que impiden la aplicación controlada de agua y nutrientes’, pretende solucionar un problema al que se enfrentan los sistemas de irrigación, las fugas provocadas por mordeduras de roedores en tuberías y las obturaciones en emisores por la colonización de hormigas, lepidópteros y otros insectos que impiden la correcta aplicación de solución nutritiva en el cultivo.

El objetivo principal del proyecto es desarrollar una tecnología capaz de obtener nuevas tuberías y emisores para riego por goteo con propiedades de repelencia ante insectos y roedores, con el fin de maximizar el buen uso del agua, además de minimizar el uso de químicos nocivos, fomentando así la agricultura ecológica y sostenible.

Consorcio

Para ello se ha creado un consorcio integrado por entidades capaces de definir, formular, integrar, ensayar y diseñar la fabricación de dichos productos, y al mismo tiempo proteger a las sustancias repelentes empleadas de las agresiones térmicas y químicas del procesado de los plásticos. Este consorcio está compuesto por Sistema Azud S.A., AIMPLAS, Centro de Edafología y Biología aplicada del Segura (CEBAS), Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA).

Actualmente, el proyecto se encuentra iniciando su tercer y último año de ejecución. Tras la primera anualidad se definieron los principales protagonistas causantes de los daños producidos a los sistemas de riego, así como las sustancias repelentes más adecuadas para el control de dichos protagonistas, siempre orientadas al mínimo impacto ambiental y toxicológico. En la segunda anualidad, se procedió a la validación a nivel de laboratorio y en planta piloto de los diferentes materiales seleccionados. En este último periodo, estos resultados serán implementados a nivel industrial y validados en campo, en cultivos y condiciones reales en las diversas fincas seleccionadas dentro del proyecto.

El proyecto PROTECTDRIP está financiado por FEDER/ Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades – Agencia Estatal de Investigación, bajo el Programa RETOS Colaboración, con el número de expediente RTC-2017-5894-2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los términos y condiciones y política de privacidad.