Seleccionar página
Laboratorios

Envejecimiento y climáticos

Realizar estos ensayos es esencial para evaluar la resistencia de los materiales y garantizar su rendimiento a largo plazo.

Compartir

Existen muchos aspectos clave que pueden diferenciar un producto respecto a sus competidores: precio, tamaño, diseño, calidad o durabilidad. La durabilidad es uno de los más importantes para muchos clientes a la hora de elegir entre diferentes marcas y modelos de coches.

El principal problema que presenta el envejecimiento es el tiempo que tarda en manifestarse. Por ello, es muy importante la experiencia previa en este tipo de casos y la realización de ensayos de envejecimiento acelerado en laboratorio.

Estos ensayos se utilizan para medir la evolución de los materiales ante contextos atmosféricos extremos y para ello, se recrean una serie de condiciones climáticas y/o lumínicas específicas que suelen simular las condiciones extremas que sufrirán durante su vida útil.

¿Cuáles son los agentes externos?

Temperatura

Las temperaturas extremas actúan como un acelerador de cualquier proceso de envejecimiento en materiales y productos. Por lo general, las altas temperaturas pueden producir degradaciones de plásticos, corrosión de metales o incluso perdida de adhesión de pinturas o recubrimientos. Las bajas temperaturas suelen afectar a los polímeros por su efecto fragilizador.

Choque térmico

Los cambios bruscos de temperatura, o choques térmicos, también pueden ocasionar graves problemas de envejecimiento acelerado. Muchos materiales están preparados para soportar condiciones extremas de temperatura, sin embargo, los cambios bruscos no los soportan bien. Esto puede dar lugar a problemas mecánicos o grietas. Este tipo de ensayos es muy común en piezas cercanas al motor, ya que son las expuestas a este tipo de situación.

Humedad

Los ambientes húmedos o el contacto directo con agua pueden suponer un gran problema para algunos productos, por lo que se mide la acción corrosiva del agua en sus distintas fases y formas, teniendo en cuenta factores relevantes como la humedad relativa del aire y su salinidad. Este tipo de condiciones suele generar problemas de decoloración, corrosión, oxidación o perdida de funcionalidad de algún recubrimiento.

Radiación lumínica

Podemos acelerar el envejecimiento de los polímeros con varios tipos de luz:

  • Ultravioleta B (UV-B): comprende longitudes de onda más cortas (de 280nm hasta 320nm) y representa aproximadamente el 0,4% de la radiación solar total.
  • Ultravioleta A (UV-A): abarca longitudes de onda ligeramente más largas (de 320nm hasta 400nm) y representa alrededor del 6,4% de la radiación solar total.
  • Región del visible: incluye las longitudes de onda perceptibles por el ojo humano (de 400nm hasta 800nm), constituye la mayor parte de la radiación solar, representando aproximadamente el 55,4%.
  • Infrarrojo: comprende longitudes de onda más largas (de 800nm hasta 2450nm) y representa alrededor del 37,8% de la radiación solar total.

Ensayos combinados luz-temperatura-humedad

  • Ciclos diurnos-nocturnos: Estos ensayos replican cambios de irradiación y temperatura entre el día y la noche, con diferentes periodos de radiación y no radiación y subidas y bajadas de temperatura.
  • Ciclos de lluvia y calor: Estos ensayos permiten simular ambientes cálidos y húmedos, así como ambientes secos y húmedos, combinados con la radiación.
  • Filtros simulando ventanas: La elección de diferentes tipos de filtros, como filtros de ventana, filtros de boro/boro y cuarzo/boro, puede ajustar la radiación solar simulada y, además, generar aumentos de temperatura en la muestra de ensayo debido a la reflexión absorbida por el cristal.
  • Ciclos de humedad controlada: Estos ensayos implican la exposición a condiciones de humedad específicas, que pueden variar desde ambientes altamente húmedos hasta ambientes secos.
  • Otros ciclos de envejecimiento: Además de los mencionados, existen una variedad de otros ciclos de envejecimiento diseñados para simular condiciones específicas, como la exposición a la radiación UV intensa, la exposición a la salinidad para aplicaciones marinas, o incluso ciclos de temperatura extrema.

En AIMPLAS disponemos del conocimiento y del equipamiento adecuado para poder ofrecer una solución adaptada a cada necesidad particular en el comportamiento de materiales plásticos frente a agentes externos.

Preguntas frecuentes

¿Qué puedo obtener cuando realizo un ensayo de envejecimiento acelerado?

El principal objetivo de los ensayos de envejecimiento acelerado es calcular o medir el tiempo de vida útil de los materiales, para garantizar que los productos que salen al mercado o se integran en la cadena productiva cumplen con los requisitos de calidad establecidos en la legislación vigente.

Homologaciones