El Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME), AIMPLAS y el Centro Tecnológico del Calzado (INESCOP) están investigando con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace)  cómo convertir el CO₂ procedente de emisiones industriales en productos químicos de alto valor añadido con aplicación en la industria del calzado y del mueble.

En concreto están desarrollando dentro del proyecto PUCO2 sistemas de conversión del CO₂ en poliuretanos libres de isocianatos, así como poliuretanos basados en polioles, y su posterior validación como pinturas, barnices y adhesivos que tengan utilidad en el sector calzado y del mueble.

Las primeras muestras de adhesivos están realizadas con éxito sobre materiales que se emplean para la fabricación de calzado y se están testando ahora en mobiliario.

PUCO2 ataca desde la I+D+i el problema del calentamiento global provocado por la emisión de gases de efecto invernadero y pretende ser una herramienta capaz de orientar y asesorar a las empresas acerca de la implantación de tecnologías de captura de CO₂ adaptadas a sus necesidades y sus propias emisiones.

El CO₂ contribuye más del 60% al calentamiento global debido a su gran cantidad de emisiones. Según datos de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica solo el tejido industrial de la Comunitat emitió durante 2018 un total de 8,9 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera, un 38% más de lo permitido por el Gobierno.

Colaboración de empresas

El sistema PUCO2 que están investigando los tres centros tecnológicos y que ha contado con la colaboración de 17 empresas trata de aprovechar las emisiones de las instalaciones industriales para la producción de polímeros de diversa índole, lo que supone un doble beneficio: por un lado, el más evidente que es el medioambiental, pero también el económico gracias al aprovechamiento de recursos en un marco de economía circular.

Gracias a su involucración se prevé que los resultados obtenidos lleguen también a empresas productoras de adhesivos para la industria auxiliar y otros sectores como el textil, automoción o juguete.