Una innovadora tecnología para mejorar considerablemente la eficiencia energética de los coches eléctricos

Alrededor de un centenar de agentes de la industria del vehículo eléctrico y sectores relacionados asistieron al taller «Investigación innovadora para mejorar la eficiencia energética en vehículos eléctricos», que tuvo lugar recientemente en Vigo. El taller puso punto final al proyecto de colaboración a nivel europeo JOSPEL, que ha desarrollado un nuevo sistema de climatización energéticamente eficiente para ayudar a reducir la energía empleada para el confort de los pasajeros en los coches eléctricos, y los resultados han sido sorprendentes. Se ha logrado un ahorro de energía de más del 57 % en sistemas de calefacción y refrigeración, además de una gestión térmica optimizada, tecnologías de conducción ecológicas, reducción de peso y un mejor aislamiento de la cabina.

JOSPEL toma su nombre de los efectos termoeléctricos Joule y Peltier, que son elementos clave en las tecnologías de ahorro de energía y se puso en marcha hace tres años y medio con la intención de reducir de forma significativa la cantidad de energía que se emplea en la calefacción y la refrigeración de los coches eléctricos. Desde entonces, la industria y los socios investigadores de España, Croacia, Italia, Reino Unido, Luxemburgo, Francia, Portugal, Dinamarca y Alemania han estado trabajando para desarrollar, implementar y poner a prueba tecnologías innovadoras que podrían ayudar a mejorar el consumo energético y a optimizar la capacidad de la batería, ampliando así la gama de coches eléctricos. Con estos increíbles resultados, JOSPEL contribuye a derribar una de las principales barreras que impiden una mayor introducción de coches eléctricos en el mercado.

El objetivo del proyecto JOSPEL consistía en reducir la energía utilizada en la calefacción y refrigeración del coche en al menos un 50 %. Era un objetivo muy ambicioso y nos complace enormemente que los objetivos se hayan alcanzado, e incluso superado. Esto significa que nuestros esfuerzos ayudarán a hacer vehículos más eficientes y atractivos para el mercado, explica Begoña Galindo Galiana, coordinadora técnica de AIMPLAS.

Las mejoras tecnológicas permiten un sorprendente ahorro de energía

Los protagonistas del proyecto JOSPEL han sido los efectos termoeléctricos Joule y Peltier, que han mostrado un gran potencial en términos de reducción de la cantidad de energía utilizada para la calefacción y refrigeración en las cabinas de los coches eléctricos. Un sistema de calefacción basado en el efecto Joule crea una calefacción radiante en la cabina del coche que, combinada con ventiladores de aire fresco para la renovación del aire, tiene como resultado una mejora de la sensación del confort térmico de los pasajeros. Se desarrollaron paneles termoplásticos y los tejidos termoestables como elementos calefactores, reduciendo así el consumo de energía en al menos un 30 % en comparación con los actuales calefactores PTC. Se llevaron a cabo pruebas en cámara climática para simular condiciones climáticas extremas en el vehículo y se evaluó el confort térmico con sensores (ISO14505-2) y pasajeros reales (ISO14505-3). La calefacción desarrollada en el proyecto fue casi perfecta, ya que el cuerpo cálido con el aire fresco de los ventiladores dio como resultado una clasificación de confort térmico de neutro a ligeramente cálido.

Además de desarrollar nuevos sistemas de calefacción y refrigeración basados en la tecnología termoeléctrica, JOSPEL ha aplicado una gestión térmica optimizada a la batería y a otros componentes del vehículo, y mediante la incorporación de tecnologías de conducción ecológicas, el proyecto ha logrado una reducción adicional del 24 % de energía. Por último, las tecnologías ligeras y la mejora del aislamiento de la cabina mediante nuevos diseños de acristalamiento reducen el consumo de energía en un 3 % adicional. Con este enfoque global de gestión energética, JOSPEL ha reducido el consumo de energía asociado a los sistemas de confort de los pasajeros en un 57 %. Además, la vida útil de la batería del vehículo eléctrico se ha ampliado en un 15 % gracias a una mejor gestión térmica.

Para documentar los efectos de los desarrollos de JOSPEL, se han instalado todos los sistemas y tecnologías en dos vehículos de demostración que han sido sometidos a pruebas exhaustivas, como las pruebas de vehículo en cámara climática. innovacion-automovil

“Al unir la ciencia y la industria de toda Europa, JOSPEL ha conseguido aprovechar las nuevas oportunidades de investigación en el campo de los sistemas de calefacción y refrigeración, aislamiento y comunicación para vehículos eléctricos. Con el proyecto llegando a su fin, el siguiente paso es poner a disposición de las Pymes y empresas del sector del vehículo eléctrico los resultados, enfoques y tecnologías, para que puedan seguir avanzando en la búsqueda de una sociedad más limpia, saludable y sostenible”, afirma Itziar Carracedo Fernández, directora de proyecto de JOSPEL, de AIMPLAS.

El proyecto JOSPEL, que ha contado con un presupuesto total de 6,7 millones de euros, ha sido financiado por el programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, bajo el acuerdo de subvención nº 653851.

Obtenga más información sobre el proyecto JOSPEL y sus resultados en www.jospel-project.eu

Añadir nuevo comentario

(No se mostrará en la web)

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.