05/02/2020

Nuevos aditivos ignífugos a partir de recursos renovables para construcción, automoción o ferrocarril

Categorías: Automoción y Transporte, Construcción, Innovación

Los polímeros tienen diversas funcionalidades y están presentes en nuestro día a día gracias a todas las ventajas que ofrecen, pero debido a su inflamabilidad en muchas de sus aplicaciones es necesario incorporar aditivos ignífugos. Gracias a ellos es posible cumplir la exigente normativa relativa a la retardancia a la llama que requieren sectores como los de la construcción, la electrónica o el transporte.

BIOFUEGO

Actualmente hay una tendencia a utilizar aditivos libres de halógenos y medioambientalmente más sostenibles. Por esta razón AIMPLAS está investigando en el proyecto BIOFUEGO gracias a la financiación del IVACE, nuevos aditivos ignífugos a partir de recursos renovables. Deben garantizar una alta protección contra incendios, una disminución de la dependencia de materias primas fósiles, que tengan bajo impacto ambiental, baja toxicidad y buena procesabilidad.

¿Qué objetivos tiene el proyecto?

El proyecto pretende encapsular los aditivos mejorando la estabilidad térmica, estudiando diferentes metodologías de encapsulación para sistemas intumescentes naturales para aumentar su estabilidad térmica, pudiendo soportar una amplia gama de condiciones de procesado, esto significará que estos aditivos serán adecuados para una gran cantidad de polímeros. Se emplearán estructuras porosas con una superficie específica alta para obtener un sistema de encapsulación altamente efectivo para aditivos retardantes de llama naturales, permitiendo la protección del aditivo contra el corte y la temperatura durante el proceso de extrusión.

Principalmente se obtendrá el aditivo ignífugo BIO, pero además se obtendrán cuatro demostradores para diferentes sectores: construcción, eléctrico-electrónico y automoción.

Socios y financiación

En el proyecto colaboran las empresas valencianas: Al-Farben, Durplastics, Reboca, Basor, Maper y Valresa, y cuenta con la financiación de la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana a través de ayudas del IVACE con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020. Estas ayudas están dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2019.

Tags: plásticos resistentes al fuego, retardantes a la llama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los términos y condiciones y política de privacidad.