24/10/2013

Inyección de plástico: La diversificación como estrategia de negocio

Categoría: Informes de mercado y análisis del sector del plástico

Es evidente que la coyuntura económica aboca a cualquier sector o empresa a buscar nuevos nichos de negocio para asegurar su pervivencia y competitividad. Pero en el caso del sector de la inyección de plásticos esta decisión es todavía más importante que si se tratara de otro tipo de empresa.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»402″,»attributes»:{«class»:»media-image aligncenter size-medium wp-image-313″,»typeof»:»foaf:Image»,»style»:»»,»width»:»465″,»height»:»348″,»alt»:»inyeccion»}}]]

El sector de la inyección de plásticos tiene unas características especiales que hacen de él y de sus empresas los candidatos perfectos para pasar por un proceso de diversificación. Se trata de un sector muy encorsetado con una producción limitada a determinado número de sectores y productos, incluso a un número muy concreto de referencias. Esta estrategia, que puede funcionar en una coyuntura económica favorable, no es una opción en una crisis como la que atravesamos. Ahora, las empresas deben diversificar su mercado mirando hacia sectores resistentes, en los que la especialización se convierta en una barrera de entrada. Hablamos de sectores como el eléctrico- electrónico, el de la automoción, la alimentación o la salud.

Pero antes de dar este importante salto, las empresas deben analizar el mercado, manejar información estratégica que garantice el éxito de su apuesta.

Calidad y diseño por encima del precio

En el caso del sector eléctrico- electrónico, un elemento clave es lograr ofrecer un valor añadido como la calidad o el diseño que haga posible escapar a la competencia de otros países que juegan la baza del precio. Un buen dato que se debe tener en cuenta es que las empresas españolas que trabajan en este sector elevaron sus exportaciones un 1,8% en 2011.

Por lo que respecta a la automoción, las empresas fabricantes de vehículos son un importante consumidor de piezas fabricadas mediante inyección. Para ellas, este sector es un cliente exigente por sus dinámicas de trabajo en las que no permite flexibilidad alguna, pero a su favor tiene la garantía de un volumen de demanda sostenido del que además se conoce de antemano el tiempo que se va a requerir por la vida que las piezas tienen en este mercado. Actualmente, la automoción es un sector que acumula el 10% del PIB nacional y un 18% de las exportaciones.

Barreras de entrada normativas

Otro sector exigente con sus proveedores es el del envase alimentario. A ellos les traslada necesariamente las exigencias normativas que afectan a su producción, así como las relativas a legislación y ensayos. A cambio, requiere una gran presencia de materiales plásticos, que constituyen un 32% del total de los empleados.

Las empresas que desarrollan su negocio en el ámbito sanitario son también potenciales clientes para el sector de la inyección. Principalmente se trata de pymes muy especializadas cuya producción se concentra en Cataluña y Madrid (42% y 30%, respectivamente). A nivel europeo, las empresas españolas, junto con las británicas, las alemanas, francesas e italianas representan un 75% del mercado europeo. Mientras que a nivel de consumo mundial, España ocupa el noveno lugar (mayoritariamente se trata de productos de un solo uso, que representan el 70% de su consumo total).

Pero la diversificación no solo pasa por ampliar las miras en lo que a clientes se refiere… otras formas de diversificación son la incorporación de nuevas tecnologías o materiales innovadores que eleven el valor añadido de las piezas. Incluso es posible innovar en la concepción del modelo de empresa invirtiendo en formación, de forma que los técnicos lleguen a convertirse en auténticos especialistas multifuncionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto los términos y condiciones y política de privacidad.