25/03/2013

Entrevista a Avanzare: una mirada al futuro de la nanotecnología

Categoría: Nanomateriales
[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”333″,”attributes”:{“class”:”media-image size-full wp-image-86″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”300″,”height”:”423″,”alt”:”Julio Gomez de Avanzare”}}]] Julio Gómez de Avanzare

Avanzare es una empresa española dedicada a la fabricación de nanomateriales con elevadas prestaciones, y que aportan soluciones basadas en nanotecnología. Sus principales clientes son empresas de la industria de la automoción, aeronáutica, textil, madera, papel, plástico, goma, pintura, construcción, cable, electrodomésticos y embalaje.

Ya cerca de cumplir una década a la cabeza del sector, ¿cómo percibís que ha evolucionado la nanotecnología y en concreto la introducción del grafeno en el mercado desde que nació Avanzare?
La introducción de la nanotecnología sigue siendo lenta como al principio, en mi opinión por varias razones: la primera de ellas el estrecho margen en el que se pueden utilizar los nanomateriales, si se añade poca concentración no se alcanzan las propiedades deseadas y si se añade en exceso, aparecen aglomerados, partículas libres y pérdida de propiedades, sin embargo, cuando se encuentra el porcentaje en el que pueden aplicarse, sus propiedades son espectaculares e incluso suponen reducciones de coste muy importantes. La segunda razón es la necesidad en muchos casos de adecuar las instalaciones para su introducción, ya que la dispersión es clave, como ya he comentado. La tercera suelen ser los precios, que en algunos casos aún siguen siendo altos, pero como he comentado, al final suponen reducción de costes. Y finalmente, el cuarto cuello de botella, es que el sector químico es un oligopolio controlado por grandes empresas, y las empresas del sector nano aún somos muy pequeñas.

En cuanto, al grafeno, es un material emergente, pero del que cada vez se están viendo más aplicaciones y productos finales. En mi opinión, cuando mejoren los procesos de escalado y se abaraten costes, la introducción en el mercado será más rápida. En este momento, la demanda supera con creces a la oferta.

Por sus aplicaciones y su capacidad para cambiar las propiedades de otros materiales, el grafeno nos parece un elemento del futuro reservado solo para aplicaciones de alto rendimiento, pero ¿cuál crees que es el papel que puede llegar a jugar en productos de gran consumo y de uso cotidiano?
Las propiedades, tanto en conductividad eléctrica, conductividad térmica (es el material con mayor conductividad térmica), mecánicas y de resistencia al fuego, entre otras, hacen que el grafeno se considere el material del siglo XXI. En mi opinión, el gran consumo de grafeno será para materiales de gran demanda, como alternativa a los materiales convencionales, como por ejemplo negros de humo o grafito conductor, nanotubos de carbono, compuestos halogenados (en resistencia al fuego), composites plásticos como alternativas a los metales, etc. Nosotros nos estamos dando cuenta que, en adhesivos conductores, pinturas conductoras, etc. cada vez la demanda es mayor, por lo que al final, aunque no lo sepa el consumidor final, un gran número de productos están llegando ya al mercado.

¿Qué aplicaciones inéditas crees que podemos ver todavía del grafeno, concretamente en relación a su incorporación al plástico?
Yo creo que cuando se consigan composites plásticos de elevada conductividad térmica empezaremos a ver sus aplicaciones en geotermia, y también la paulatina sustitución de aluminio en disipadores térmicos. Por ejemplo, ya se están haciendo composites de caucho-grafeno como alternativas al aluminio. En el momento que se consigan composites plásticos de elevada conductividad y transparentes (para lo que serán necesarios grafenos con planos más grandes) comenzará su introducción de forma masiva en electrónica flexible.

La UE ha aprobado unas importantes ayudas por importe de mil millones de euros para apoyar las investigaciones con grafeno. ¿Vais a optar a ellas a través de algún proyecto en concreto? ¿Se está apoyando lo suficiente la investigación en esta área?
Nosotros tenemos de momento una pequeña contribución. El FET GRAPHENE prima la investigación básica y aplicaciones en empresas muy grandes. Habrá que ver cómo evoluciona en el futuro. Si al final tiene éxito, Europa se podría poner a la cabeza, pero esto dependerá mucho de las líneas de trabajo y de una mayor implicación de las empresas. Mil millones de euros es mucho dinero, pero lo que no debe servir es para eliminar otras iniciativas en paralelo y evitar que el que no esté dentro se quede fuera.

Desde vuestra posición en el mercado ¿qué valoración podéis hacer del nivel que ha alcanzado la investigación en España respecto a otros países y qué recorrido crees que puede tener en los próximos años?
Por PIB, España se sitúa en el decimotercer puesto a nivel mundial y bajando. Sin embargo, la investigación en nuestro país siempre ha tenido un alto nivel, siempre hemos estado entre el sexto y el octavo puesto del mundo en la mayoría de las disciplinas. Esto quiere decir que España es una potencia en investigación, por ejemplo en química, España ocupa el séptimo lugar.

¿Tiene la investigación con grafeno un mapa definido? ¿Qué países llevan la delantera y por qué?

Esa pregunta es complicada de contestar. A mi parecer, la delantera en aplicaciones la llevan el sudeste asiático. En cuanto a empresas productoras de grafeno, el mayor número está en Norteamérica, principalmente en EEUU y alguna en Canadá. Sin embargo, existen proyectos de alguna empresa china, con un gran apoyo de su gobierno que puede convertirse en el líder mundial, aunque también en la mayoría de los casos, se considera grafeno a lo que yo denomino nanoplatelets de grafito.

Tags: nanotecnología plástico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los términos y condiciones y política de privacidad.