¿Por qué debería comunicar el uso de plástico reciclado?

Las empresas pueden obtener diversos beneficios gracias a la incorporación de plásticos reciclados en sus productos. Pueden reducir la huella de carbono de sus productos mediante el uso de plásticos reciclados y, además, reducir los costes de adquisición de materias primas, ya que el precio de los plásticos reciclados suele ser menor que el de los vírgenes.

El uso de plásticos reciclados también ofrece otras ventajas competitivas a las empresas:

Ventajas uso plástico reciclado

El nuevo plan de acción para la economía circular pretende aumentar el uso de plásticos reciclados. Con este fin, ya se prevé la aplicación de requisitos obligatorios sobre el contenido de plástico reciclado en una serie de productos clave (envases, materiales de construcción y vehículos), así como el desarrollo de normas para medir el contenido de reciclado en productos.

Antes este nuevo escenario, será preciso utilizar herramientas de comunicación normalizadas que permitan a las empresas hacer frente a estos requisitos. Hoy en día, ya existen ecoetiquetas y certificaciones ampliamente reconocidas para los plásticos reciclados, que pueden ayudar a las empresas a comunicar el contenido de reciclado de sus productos, anticipándose así a las regulaciones futuras a la vez que aprovechan todas las ventajas del marketing ecológico.

Ángel Azul: una ecoetiqueta para productos hechos con plásticos reciclados

Etiqueta Ángel Azul

El Ángel Azul es una ecoetiqueta para productos acabados fabricados con plásticos reciclados (con al menos un 80% de contenido de reciclado post-consumo). Es una etiqueta ambiental alemana de Tipo I que establece altos estándares para diseñar productos respetuosos con el medio ambiente.

Esta ecoetiqueta tiene un alto prestigio y reconocimiento en toda Europa, con alrededor de 12.000 productos y servicios certificados pertenecientes a unas 1.600 empresas. El Ángel Azul ofrece la posibilidad de certificar más de 120 categorías de producto distintas y, entre ellas, existe una categoría para productos hechos con plásticos reciclados.

La etiqueta Ángel Azul para productos hechos con plásticos reciclados es aplicable a productos acabados (muebles, contenedores, compostadores, bolsas, etc.), aunque también se aceptan films y láminas.

Requisitos de los productos

Los requisitos principales que deben cumplir los productos para poder certificarse son los siguientes:

Bolsas con etiqueta Ángel Azul

Ejemplos de productos con etiqueta Ángel Azul

Residuos plásticos post-consumo

La mejora ambiental que se pretende conseguir mediante esta ecoetiqueta está centrada en el uso de un alto contenido de plástico reciclado post-consumo en productos acabados. El término post-consumo se refiere al origen del plástico reciclado, que debe proceder de residuos generados por los consumidores finales de productos que ya han cumplido su uso previsto o no pueden usarse más, incluyendo los residuos de productos usados retornados a través de las cadenas de distribución. Los residuos plásticos post-consumo engloban la mayor parte de los residuos plásticos generados, ya que pueden proceder de hogares, comercios, agricultura o industrias. Se excluyen de este grupo los residuos de los procesos de fabricación (denominados residuos pre-consumo), como mermas o productos fuera de especificaciones, aunque éstos puedan reprocesarse en los mismos procesos que los generan o reciclarse en otras empresas.

Trazabilidad de los plásticos reciclados

Un aspecto clave para poder garantizar el contenido de reciclado en los productos acabados y su origen post-consumo es la trazabilidad de los plásticos reciclados. El Ángel Azul asegura la trazabilidad del plástico reciclado post-consumo estableciendo como requisito adicional que el material proceda de un reciclador certificado por EuCertPlast, ya que de este modo es posible verificar su origen y composición.

¿Cómo obtener la etiqueta Ángel Azul?

Para poder obtener la etiqueta Ángel Azul, los fabricantes de los productos deben someterse a una auditoría inicial y a auditorias anuales por parte de un organismo experto independiente encargado de verificar el cumplimento de todos los requisitos. En la actualidad, hay 13 empresas españolas que tienen la etiqueta Ángel Azul para sus productos fabricados con plásticos reciclados.

Empresas que ya han obtenido la ecoetiqueta Ángel Azul

Consuelo RomeroEversia

“En 2011 obtuvimos la Ecoetiqueta Ángel Azul siendo la primera empresa no alemana en conseguirlo. Este logro ha supuesto una gran ventaja para la empresa. En 2015 el 75% de nuestras ventas en Alemania estaban bajo esta ecoetiqueta. La certificación de producto aporta credibilidad y aún mayor confianza frente a los clientes.

Además, esta certificación está totalmente orientada a cumplir con los objetivos medioambientales a nivel europeo sobre incorporación de plásticos reciclados en los productos, y lograr con ello una economía circular.”

Consuelo Romero Vicente. Responsable de Calidad y Medio Ambiente

Otras certificaciones

EuCertPlast es una certificación para recicladores de plásticos que les permite garantizar a sus clientes el contenido exacto de reciclado (tanto pre-consumo como post-consumo) que tienen sus plásticos reciclados. Ambas herramientas se complementan para generar la confianza necesaria a lo largo de la cadena de valor, garantizando la calidad y trazabilidad de los materiales a fabricantes y marcas comerciales, y comunicando a los consumidores qué productos contienen plástico reciclado y cuáles son sus beneficios.

Eucertplast y Ángel Azul

Ámbito de aplicación de EuCertPlast (recicladores) y Ángel Azul (transformadores)

¿Cómo podemos ayudarte desde AIMPLAS?

AIMPLAS lleva años asesorando a las empresas para la obtención de la ecoetiqueta Ángel Azul y está acreditado por EuCertPlast para realizar las auditorias en las empresas de reciclado que quieran optar a esta certificación.

Todas las empresas españolas que cuentan con la ecoetiqueta Ángel Azul la han conseguido a través de AIMPLAS, así como una buena parte de las empresas recicladoras que ya se han certificado por EuCertPlast en nuestro país.

 

Enrique Moliner. Reciclado Mecánico – AIMPLAS