La UE está apostando por un nuevo modelo económico que reduzca la cantidad de recursos que emplea para fabricar nuevos productos y capaz de dar respuesta a los residuos que genera. En este nuevo paradigma, bautizado como Economía Circular, los materiales plásticos juegan un papel clave por su capacidad de ser recuperados y reintroducidos en el ciclo productivo.

En este contexto, AIMPLAS está llevando a cabo el proyecto ECONOMÍA CIRCULAR-3, financiado por el IVACE y cuyo objetivo es mejorar la sostenibilidad medioambiental de las empresas valencianas del sector de los plásticos.

Desarrollo en el proyecto Economía Circular-3

En el proyecto se han llevado a cabo investigaciones alrededor de cuatro grandes áreas:

Durante el proyecto Economía Circular-3 se trabajó con diferentes residuos plásticos, mezclados y no mezclados, para optimizar los productos resultantes. Además, se ha validado que las condiciones de operación son viables no solo técnicamente, también a nivel económico, por lo que el proceso es trasladable a la industria.

Los resultados de investigación serán escalados y validados en las empresas colaboradoras y posteriormente serán difundidos y transferidos a las empresas del sector del plástico de la Comunidad Valenciana de forma gratuita y abierta para su introducción en el mercado, lo que permitirá aumentar la competitividad del sector, dando lugar a un crecimiento económico, social y ambiental.

Financiación

El proyecto cuenta con la financiación de la Conselleria de Economia Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana a través de ayudas del IVACE con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020. Estas ayudas están dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2019.

FEDER+Ivace