Ecodiseño

El ecodiseño consiste en integrar criterios ambientales en el diseño del producto, con el objetivo de disminuir el impacto medioambiental que tendrá durante su ciclo de vida.

Actualmente es una herramienta fundamental a la hora de aplicar la economía circular a la empresa, ya que se ha demostrado que un producto desarrollado con criterios de ecodiseño puede reducir hasta en un 80% su impacto ambiental.

Oportunidades del Ecodiseño

Los principales beneficios que puede obtener tu empresa gracias al ecodiseño de tus productos son, entre otros:

  • Reducción del impacto ambiental de producto.
  • Aumento de la calidad del producto, derivado del análisis detallado del mismo (incremento de durabilidad, posibilidad de reparación, etc.).
  • Cumplimiento de la legislación ambiental y anticipación a futuros cambios legislativos.
  • Disminución de costes en la empresa, mediante la identificación de procesos ineficientes, menor consumo de recursos, productos con mayor valor, etc.
  • Mejora de la imagen del producto y de la empresa y cumplimiento de las demandas de los clientes/usuarios.
  • Acceso a nuevos mercados y consumidores ambientalmente más exigentes (relacionado con la compra verde pública y/o privada).
  • Mejora del posicionamiento ante competidores.
  • Potenciación del pensamiento innovador dentro de la empresa y, en general, de una nueva metodología sobre el producto.
  • Creación de una nueva cultura de trabajo interdisciplinar.
Sostenibilidad

Descarga nuestro catálogo sobre sostenibilidad y valorización industrial

¿Cómo lo hacemos?

En AIMPLAS nuestros especialistas en Ecodiseño ayudan a las empresas a aplicar esta metodología.
Te contamos cómo es el proceso que seguimos:

  • Creamos un equipo de trabajo con la empresa que será multidisciplinar, pequeño y con capacidad de decisión.
  • Seleccionamos el producto. El producto debe ser susceptible de cambiar su diseño. Además, debe cumplir los factores de oportunidad de Ecodiseño que se plantea la empresa.
  • Realizamos un análisis ambiental del producto. Una vez seleccionado el producto a diseñar o rediseñar se debe identificar su perfil ambiental y evaluar los potenciales aspectos ambientales del producto, siendo necesario decidir sobre cuáles de ellos se tiene la posibilidad de trabajar.
  • Generamos ideas de mejora sobre los aspectos ambientales que se va a trabajar y valoramos el grado de mejora en el producto con la futura aplicación de dichas ideas, en cuestiones de viabilidad técnica, económica, beneficios aportados al medio ambiente, aplicación al producto a corto, medio y largo plazo, etc.
  • Desarrollo del concepto elegido: En esta fase, se define el producto con los nuevos requisitos desarrollados en etapas anteriores obteniendo el boceto definitivo del producto.

Descarga nuestro catálogo sobre
asesoramiento técnico

Otros servicios

¿Te ayudamos?

Contacta con nosotros

Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono
Empresa
Cuéntanos qué necesitas*

He leído y acepto la política de privacidad.

Autorizo a recibir información sobre los productos y servicios ofrecidos por AIMPLAS.

Eva Verdejo

Sostenibilidad y Valorización Industrial